Amor Mío- Alberto Cortez

POEMA DE ALBERTO CORTEZ
EXTRACTO DE LA PROSA POÉTICA “AMOR MÍO”

Ella es algo más que los versos que la nombran, que la sugieren, que la dibujan, que la sienten.

Ella es el espacio, el tiempo, la distancia, la caricia, la lluvia en una tarde de verano y el calor frente a la danza estilizada que danzan las llamas del hogar cuando el invierno invita al recogimiento.

Ella es el mejor libro que abrieron mis manos y el mejor pasado y el mejor presente y la mejor promesa de futuro. Es el cabo al que me aferro en mis momentos depresivos y el control más sutil de mis vanidades desbordadas. De ella es el aplauso más sonoro, el más luminoso y el más reconfortante, como también es de Ella el reproche sereno y el “no me gusta” más rotundo. Guardián amable de mi trascendencia, inquebrantable vigía de mi rumbo. Ella es lo emotivo de cada día, la sonrisa de cada día, la urgencia y la calma de cada día y cada día desborda de sí misma sobre las cosas sencillas, descubriendo los detalles disimulados por el velo constante de la constante lucha por la vida.
Ella va por pan y viene con flores, ella va por luz y se trae el rayo de sol más dorado y la luna y las estrellas. Ella va por mí y me trae proyectando nuevos planes para mañana y mañana para pasado. Ella va por un “yo” y lo trae transformado en “nosotros
”.

Me sugiere el descanso y el asombro, y el silencio y la esperanza, y lo mucho y lo poco. Me adivina mis calladas iras, mis deseos ocultos y mis ocultas manías.
Me espera pacientemente cuando me voy volando detrás de una idea y me acompaña con su alegría y su fe cuando corro detrás de una quimera. Es un volcán que en lugar de estallar en ríos de lava, estalla en ríos de rosas.
Esto es para ti, compañera total del alma mía: Eres el prisma que rescata del constante rayo de luz de la vida, uno por uno, todos los colores para decorar el camino que juntos caminamos; eres el acontecimiento más importante en los orígenes de mi sensibilidad; eres la brisa fresca que empuja mi vela hacia puerto seguro; eres y porque eres, me llaman a cada instante las claridades de mi entendimiento y las fuerzas incontrolables de mi emoción, en la plenitud de mi alma, para decirte una vez más, lo que tanto sabes ¡¡TE AMO!!