¿Hacemos caso a la Intuición de nuestra Alma?

¿Cuántas veces te ha sucedido algo en la vida y has pensado?: “tenía que haber hecho caso a mi intuición, ¡me decía otra cosa!”. ¿Cuántas veces has hecho caso a lo que alguien te decía, dejando de lado lo que realmente sentías en tu interior?

¿Existe objetivamente la intuición? ¿Tenemos un GPS interno que nos guía por el mejor camino? ¿Qué impide que le escuchemos? ¿Qué nos desvía del camino?

Dicen los expertos entendidos que los seres humanos llevamos uno o varios guías internos, llámese intuición, olfato, sentido de la orientación de vida… y es esto y solo esto lo que ciertamente deberíamos seguir cuando tomamos decisiones en la vida. Por este motivo cuando hemos vivido alguna situación poco agradable, de alguna manera nuestra alma ya nos estaba avisando desde hacía tiempo. Si nos paramos a pensar y revisamos las señales, encontraremos muchas más pistas de las que imaginamos.

Recientemente una de mis mejores amigas ha vivido una experiencia muy dramática con el amor. Ella intuía que algo no iba bien, su alma le estaba hablando y sin embargo, por miedo, por no querer dar credibilidad a lo que sentía, por anteponer el interés de otra persona al suyo, cayó en una trampa muy peligrosa de la cual ha pagado una cara factura. Días después, tomando un café con ella, me decía: “Ahora sé con total certeza que todo esto lo sabía, mi alma olía la huella de la traición que acechaba como ave carroñera mis noches y mis días. ¿Cómo pude obviar el olor a sangre cuando el muerto estaba tan presente?”. Mi amiga me contaba todo esto con lágrimas en los ojos y con el corazón desgarrado por la traición de un ser egoísta, devastador, tirano y cruel como el más bárbaro de los bárbaros.

Por suerte mi querida amiga atravesó el fuego sin quemarse totalmente, su ser luminoso de alguna manera, su alma fuerte y luchadora la habían puesto en pie. Ella aprendió varias lecciones, quizás la más importante la de dejar que la intuición de su alma reinara su vida. Ahora batalla por resurgir como un ave Fénix. Se permitió ser vulnerable, se permitió vivir la aventura del amor a pecho descubierto, se permitió amar.

¿Dónde residen las pistas de la intuición del alma? A veces es tan sencillo como un pálpito, un golpe de corazón, lo que se suele llamar una corazonada, otras veces es una frase, una palabra, el tono de voz incoherente de alguien que nos hace pensar. Cuando una idea nos ronda la cabeza una y otra vez, cuando vuelve a nosotros sin que la estemos buscando… normalmente el alma nos habla. Es importante observar si tenemos la soberanía de nuestro territorio o por el contrario se la estamos cediendo a otra persona, personas o cosas porque puede darnos las claves de porqué nuestra intuición está bloqueada. El ego puedo anularla y también la manipulación de otras personas expertas en conseguir lo que quieren de nosotros. Para ello es bueno preguntarse: ¿estoy eligiendo libremente lo que realmente quiero? ¿Qué me dice mi alma? ¿Esto que voy a hacer me aleja o me acerca a mis deseos y propósitos?

Hay distintas tácticas para mantener la intuición del alma intacta, algunas de ellas son las siguientes:
Frecuenta la naturaleza
Paso tiempo solo/a y en silencio
Medita
Escúchate
Hazte preguntas inteligentes y positivas
Define lo que quieres sin dejarte condicionar por los demás
Lee libros que potencien tu interior
Haz deporte y oxigena tu mente
Procura llevar todos los días un sueño reparador
Puedes seguir aumentando la lista hasta el infinito y más allá siempre y cuando lo que escribas esté conectado con tu intuición verdadera.

Me gustaría que pensaras sobre cómo está la intuición de tu alma, si es libre o está prisionera como le pasó a mi amiga. Si es esclava te invito y te animo a que la liberes cuanto antes ya que el alma es lo más bello que tiene cada ser humano, lo que rige nuestros designios verdaderos que están alineados con el universo, con el amor y con la paz.

https://www.facebook.com/blancaholandacoleccionista


¡Suerte con tu GPS interno! Cuídalo, tu vida te lo agradecerá.