Mis Libros

Como SER ESPIRITUAL y no morir en el INTENTO

portada

Leronette, una mujer de color de cuarenta años que vive en Londres y trabaja en un banco, está cansada de su vida monótona y su relación de pareja con Markus, un narcisista “retrogradus” como ella le llama.

Pady es uno de sus mejores amigos, gay y muy espiritual. Leronette, ansiosa por experimentar una existencia más plena y atractiva, decide adentrarse en el camino de la espiritualidad siguiendo los consejos de su amigo, lo cual provocará un antes y un después en su vida.

De manera sobrenatural le será revelada su misión de vida, lo que le producirá un shock y una tremenda batalla interna. A partir de entonces su mundo se pondrá patas arriba al llegar un nuevo y muy especial compañero de viaje .Leronette deberá enfrentarse a una serie de retos si quiere alcanzar su propósito. ¿Será capaz de controlar a la loca que lleva sobre los hombros?. Cuando todo parecía imposible, las cosas aún se complican más para desafiar totalmente el poder personal de la protagonista.

Ya has leído la sinopsis y te ha atrapado, estás en busca de un cambio en tu vida, ahora pregúntate:

¿Realmente soy Feliz?, ¿hasta dónde me conozco?, ¿cuál es mi Misión y Propósito de vida?, ¿Soy mi Mejor Versión?. En el transcurso de la novela te harás estas y más preguntas, y al final encontrarás unos prácticos ejercicios para entrenar a tu mente y conseguir la transformación hacia el Milagro de la auténtica Felicidad.

¿Te atreves a Ser Feliz para toda la vida?, ¡Permítelo porque te lo Mereces!


La Coleccionista de Sensaciones

PORTADA-LIBRO-SPB0191099-MAX

La vida está llena de caminos, algunos fáciles y sencillos de tomar y otros no tanto. La vida puede ser un lindo y bonito viaje si así lo eliges. Efectivamente, la gran noticia es que podemos elegir y eso es lo que hice yo hace más de cuatro años. Elegí ser escritora, o mejor dicho, empezar a ejercer de escritora de forma más firme y divertida, porque realmente ya era escritora, de hecho es algo que debió de nacer conmigo. Desde muy joven era aficionada a escribir poesía y cuentos. Sin embargo tenía una asignatura pendiente, escribir una novela. Un día, estando en mi casa mientras miraba la estantería-biblioteca que tengo, me surgió una pregunta, ¿se podrían coleccionar sensaciones en frascos de cristal? Tras esa pregunta llegó la magia, el título de la novela me eligió, La coleccionista de sensaciones, los personajes me eligieron, la historia me eligió para que yo la escribiera y de forma fantástica y mágica me fue surgiendo la trama de la novela, sus entresijos. Nadia, la protagonista, se convirtió durante mucho tiempo en mi compañera de viaje, con ella he vivido estupendas aventuras, emociones y sensaciones. A veces la quería y a veces la tenía manía. Era sorprendente experimentar las reacciones que me provocaba ella y el resto de personajes. En ocasiones me metía tanto en la historia que me olvidaba de que era yo la que la creaba. A veces me pregunté ¿escribo yo o la historia se escribe a través de mi? Fascinante.

La coleccionista de sensaciones ha sido una novela viajera desde su comienzo hasta su fin, incluso hasta después de terminada. Escribí el libro entre aeropuertos, estaciones, trenes, aviones, noches de hotel y en varios países. Por alguna razón cuando pongo un pie en un aeropuerto, mi creatividad se dispara, mi imaginación vuela. Los aeropuertos son sitios de especial inspiración, donde hay muchas personas de distintas culturas que me generan ideas. Fue relativamente sencillo describir e imaginarme a cada uno de los personajes de la novela. Hasta tuve la gran fortuna de recibir como si fuera un flash visual algunos de los capítulos mientras estaba de viaje en los mismos sitios que sucedía la novela. Nadia, nuestra protagonista tendrá que viajar por distintos lugares del mundo, alguno de ellos son Japón y Silves en Portugal. Digamos que algunas partes de la novela se sucedían de forma simultánea mientras yo viajaba también por el mundo y estando metida en el agua de un onsen, sitio termal natural, en Tokio, me vino de forma exacta y precisa la escena que Nadia viviría en un pasaje de la novela y lo mismo me ocurrió estando tomando un café en una soleada plaza de Silves, al sur de Portugal. La colección de sensaciones iba aumentando según yo también iba viajando y al final de casi dos años la novela tuvo su forma final.

Cuando había terminado la novela y me disponía a corregirla, antes de enviar mi propuesta a las editoriales, mi ordenador se estropeó y ¡perdí el archivo de la novela!, ese día fue por una parte horrible y por otra maravilloso. Lloré y pregunté mirando al cielo que cuál era el mensaje que necesitaba entender. Entonces sentí de forma muy profunda que no podía rendirme, que debía encontrar una solución por yo era ESCRITORA de verdad. En los días sucesivos envié mi ordenador a una empresa que recuperaba datos perdidos y después de una semana me notificaron que ese archivo no había aparecido. El reto que se me planteaba era GRANDE, pero yo he nacido para las cosas grandes. Sentí que era escritora de verdad cuando abrí mi ordenador y me puse a teclear de nuevo. Pude rescatar algunos archivos que le había enviado a algunas personas en alguna parte del proceso de escritura y además usé el blog donde había ido haciendo anotaciones sobre la novela, los personajes, etc. Tuve que reescribir gran parte de la historia, pero eso sirvió para que volviera a nacer con más fuerza, con bonitos cambios y con UNA GRAN SEGURIDAD en lo que sentía dentro de mí y lo que estaba haciendo. Después de seis meses de retraso envié el manuscrito de la novela a las editoriales. El libro había viajado en su creación y después hizo un viaje por el ciberespacio, el último viaje que le quedaba era a casa de cada persona lectora. Tras esperar nueve meses, como un embarazo, a una respuesta de una editorial que sí quería publicarme el libro, La coleccionista de sensaciones salió a la luz por todo lo alto, con un estreno en un teatro con un espectáculo, de lujo, como la historia se merecía.

En la coleccionista de sensaciones hay un trocito de mis experiencias, mucha ficción, toneladas de imaginación y cariño, aventuras, viajes, pasión, intriga, recetas de cocina, arte, cultura, un gran cóctel para los más exquisitos y exigentes. Es una novela que no puedes dejar de leer, te engancha, te atrapa y no paras hasta saber qué le ocurrirá a Nadia.

Si has elegido La coleccionista de sensaciones como lectura, enhorabuena y ¡A DISFRUTAR¡

Y Además…

CUENTO DE PSYCH-KILANDIA

¿Alguna vez has pensado que los sueños no son tan sueños? ¿Y si esos mundos imaginarios que a veces suceden en nuestra mente existieran de verdad? Una vez tuve la gran fortuna de estar en uno de ellos, Psychkilandia y conocer a un fantástico ser. ¿quieres conocer más de su historia? Todo reside en nuestro interior, la bondad y la felicidad están más cerca de lo que imaginamos. Te invito a que te adentres en un maravilloso mundo. Quizás, después de leer este cuento mires a las personas con otros ojos. ¿Te has fijado alguna vez si dejas huellas verdes como rastro?