0
ESCRIBIR

OPIO

Se me antoja que tu origen pudiera ser el Tíbet ¿Alguna vez estuviste allí o solo fuiste el sueño lejano de un monje exiliado?

Eres un curioso cuadrado alargado inundado de dibujos cromados que conforman un baile de colores entre las diversas figuras geométricas ¿Qué mensajes escondes en esas coordenadas? ¿Podré acceder a ellos?

Me dejas ver el centro de tu corazón, el contenido en su interior es cilíndrico y me permite que vislumbre el resto de la cavidad que lo cobija; rojo por doquier, el color que reina entre verdes, amarillos y algunas pizcas de negros. Cuatro esquinas se perfilan en tu madera noble y misteriosa.

Te toco, eres suave, algo irregular y un poco rugoso en algunas de las partes de tus cuatro paredes laterales. Disfruto tu frente y las curvas del dibujo de tu cavidad corazón con forma del perfil de una madalena.

Tiro de la pequeña pieza de madera que tienes a tus pies, una cuerda hace girar tu cilindro interno. Pido un deseo, elevo una oración. Quizás ya es tarde para eso porque Buana parece estar muy lejos. ¿Qué pediría el monje que te dio la vida? ¿Te rezaría cada día como yo estoy empezando a hacer?

Tus patitas sostienen el peso del total de tu composición, elevándola unos centímetros por encima del suelo, permitiendo que el aire mueva la energía de mi plegaria, una plegaria que probablemente nunca obtenga respuesta. Buana sigue muy lejos.

Hueles al paso de los años, quizás a añejo. Un barniz moderno y otro antiguo se funden en eterno compromiso. Tintes naturales con toques florales de orígenes desconocidos.

Fantaseo con probarte y mi boca empieza a generar sabores amargos, agrios y hasta un cierto toque a ácido. Mi lengua remueve tus jugos maridándolos con los flujos sutiles de mi saliva. El resultado es afrodisiaco, incluso alucinógeno.

Me tumbo para seguirte contemplando mientras dejo que el efecto de la explosión de tus sabores me lleve a otro mundo. Mis brazos caen rendidos y mis ojos se van cerrando poco a poco con la última visión de tu majestuosidad.

Este es mi opio, mi paraíso, el lugar donde viven los Espíritus. Entonces, entre las sombras de mi mente aparece tu padre, un monje de túnica naranja y cabeza rapada. Me sonríe, me da la mano y me dice “por fin has llegado”. ¿Dónde estoy?

Aprecio esbozos de recuerdos de aquello que ocurrió. ¿He conseguido olvidarlo en el mundo de los humanos? ¿He llegado al plano de los Espíritus para volver a observarlo?

El monje me sigue mirando sin hacer el más mínimo pestañeo con sus ojos. Está tan quieto que parece una estatua de piedra. Comienzo a sentir la llegada de sus pensamientos a mi mente.

La energía del opio sigue fluyendo por mi cuerpo, llevándome a un plano donde todo parece diferente. Puedo volver a tocarla, ella está aquí, a mi lado. Sería imposible recordar todas las palabras que habían pronunciado esos labios a lo largo de su vida, estaban entrenados como una bailarina de primera línea.

Sus labios son carnosos y generosos, sobresalen ligeramente en su parte superior y se van haciendo más pequeños hacia la comisura y la parte inferior. Arriba y abajo, dos mundos que tantas veces se han unido al mismo ritmo.

Me atrevo a tocarlos. Su textura es suave, apenas rugosa en una de sus zonas y más bien resbalosa. Noto el calor que sale desprendido de su carne abultada que genera un sutil pálpito como si dentro de ellos hubiera otro corazón.

Me aproximo discretamente para olerlos. Fresa y mango, es lo primero que brota en mi mente, pero también un ligero olor a café con matices de madera. ¿Qué ha sido lo último que han ingerido esos labios?

No sé si lo que estoy a punto de hacer forma parte de mi trabajo o por el contrario nace de un controlable impulso erótico hacia esos labios. Los junto con los míos, sin oprimirlos y dejando unas décimas de milímetros entre ellos. Su sabor es aún fresco, a pesar de las circunstancias que los rodean. El aroma a café penetra por la comisura de mis labios, dando paso a la fresa y al mango.

Entonces, arrollado por una emoción primitiva, totalmente salvaje muerdo los labios que yacen inertes sin ninguna expresión. Su carne era jugosa, el líquido rojo que brota aún estaba caliente e inunda con sus jugos mis papilas gustativas generando un dulce amargo que alimenta mis ganas de seguir allí sentado.

No sé cuando ha llegado mi compañero, ni tampoco porqué me esposa.

Esta mañana me habían avisado de la aparición de un cuerpo sin vida debajo del puente de Carlos V. He venido lo antes que he podido para ver de quién se trataba. Algo me decía que quizás podía conocer a la víctima.

Tampoco se si he sido yo quien ha acabado con su vida o, por el contrario, su asesino anda suelto por las calles de la ciudad de Praga.

Buana tiene los ojos cerrados, su cabello oscuro está revuelto y sus labios llenos de sangre que han provocado mis mordiscos.

Mi compañero me levanta del suelo, me mira con la cara totalmente desencajada haciendo lo posible por cumplir con su deber.

Llegados a ese punto, ¿cuál es mi deber? quizás ya lo he cumplido.

Pienso que sí conocía a Buana, que probablemente había vivido toda una vida a su lado y que después de lo que había hecho solo merecía morir.

La dedico una última mirada, la sonrío y, sobre todo, me río por dentro porque sería imposible que alguien adivinara lo que en realidad ha ocurrido aquí. Esos labios no volverán a pecar nunca más.»

El monje sigue a mi lado. Me sonríe, me da la mano y de nuevo me dice “por fin has llegado”.

¿Dónde estoy? ¿Sigo en el mundo de los Espíritus?

Buana parece haberse ido. Cierro mis ojos. El opio se apodera de mi voluntad. Me abandono. Ella aparece entre la bruma de unas sombras.

“Buana, amada mía, ahora estás más cerca”.

Ella no me responde pero me coge la mano.

Solo veo un camino. Elijo seguir sus pasos por el plano de los Espíritus. 

Sin categoría

LO QUE CALLAN SUS LABIOS

Historia de unos labios

Sería imposible recordar todas las palabras que habían pronunciado esos labios a lo largo de su vida, estaban entrenados como una bailarina de primera línea.

Sus labios eran carnosos y generosos, sobresalían ligeramente en su parte superior y se iban haciendo más pequeños hacia la comisura y la parte inferior. Arriba y abajo, dos mundos que tantas veces se habían unido al mismo ritmo.

Ese día me atreví a tocarlos. Su textura era suave, apenas rugosa en una de sus zonas y más bien resbalosa. Noté el calor que salía desprendido de su carne abultada que generaba un sutil pálpito como si dentro de ellos hubiera otro corazón.

Me aproximé discretamente para olerlos. Fresa y mango, fue lo primero que brotó en mi mente, pero también un ligero olor a café, algo amaderado.

¿Qué habría sido lo último que habían ingerido esos labios?

No recuerdo si pensé que lo que estaba a punto de hacer formaba parte de mi trabajo o por el contrario nacía de un controlable impulso erótico hacia esos labios. Los junté con los míos, sin oprimirlos y dejando unas décimas de milímetros entre ellos.

Su sabor era aún fresco, a pesar de las circunstancias que los rodeaban. El aroma a café penetró por la comisura de mis labios, dando paso a la fresa y al mango.

Fue entonces cuando, arrollado por una emoción primitiva, totalmente salvaje mordí los labios que yacían inertes sin ninguna expresión. Su carne era jugosa, el líquido rojo que brotaba aún estaba caliente e inundó con sus jugos mis papilas gustativas generando un dulce amargo que alimentó mis ganas de seguir allí sentado.

No recuerdo cuando llegó mi compañero, ni tampoco porqué me esposaron.

Aquel día me habían avisado de la aparición de un cuerpo sin vida debajo del puente de Carlos V. Me dirigí lo antes que pude para ver de quién se trataba. Algo me decía que quizás podía conocer a la víctima.

Tampoco recuerdo si fui yo quien acabó con su vida o, por el contrario, su asesino andaba suelto por las calles de la ciudad de Praga.

Buana tenía los ojos cerrados, su cabello oscuro revuelto y unos labios llenos de sangre que mis mordiscos habían provocado.

Mi compañero me levantó del suelo, me miró con la cara totalmente desencajada haciendo lo posible por cumplir con su deber.

Llegados a ese punto, ¿cuál era mi deber? quizás ya lo había cumplido.

Entonces, pensé que sí conocía a Buana, que probablemente había vivido toda una vida a su lado y que después de lo que había hecho solo merecía morir.

La dediqué una última mirada, le sonreí y, sobre todo, me reí por dentro porque sería imposible que alguien adivinara lo que en realidad había ocurrido allí. Esos labios no volverían a pecar nunca más.

Sin categoría

¿QUÉ ES APRENDER? LECCIONES DE VIDA

VIVIR CON EL CORAZÓN

Aprender significa vivir la vida, a veces con herramientas en las manos, otras con herramientas en el corazón.

Aprender es pasar por un sinfín de experiencias, a veces con miedo, a veces con valor.

Aprender es adentrarse en nuevos mundos, a veces inconscientemente, a veces conscientemente.

Aprender es empezar a saber algo que antes no sabíamos, a veces doloroso, a veces maravilloso.

Aprender es dejar de ser inocentes para pasar a ser responsables.

APRENDER ES CRECER

Aprender es crecer interior y exteriormente.

Aprender es descubrir los tesoros de la vida, del universo y de los seres humanos.

Aprender significa emprender un viaje que no tiene retorno, donde cada estación, inevitablemente te lleva a la siguiente.

NUESTRO DERECHO ES SER LIBRES

Hemos nacido libres, hemos nacido con el derecho a vivir nuestro mayor potencial, cada ser en el formato que decida. Hemos nacido para aprender, algo que siempre nos está y estará acompañando en el transcurso de nuestra existencia. Aunque no lo queramos, aprenderemos, a pesar de no buscarlo, o sí, la vida nos pondrá pruebas, retos y regalos que nos invitarán a ponernos metas y objetivos.

Puesto que sí o sí he de aprender, hoy elijo:

-Elijo estar más PRESENTE en los aprendizajes

-Elijo RESPETAR los aprendizajes y el ritmo de los demás

-Elijo que en el aprendizaje hay errores y avances hacia en CONOCIMIENTO

-Elijo OBSERVAR qué me está ocurriendo, qué conclusiones saco de ello y extractar qué puedo hacer la próxima vez

-Elijo APRENDER desde la consciencia plena y sabia

-Elijo ser totalmente RESPONSABLE de mi existencia y de mis aprendizajes

RESPONDABLE DE MI IMPACTO

-Elijo estar más presente con el IMPACTO que tengo en el mundo y con el impacto que tiene mi aprendizaje

-Elijo aprender desde el PERDÓN a los demás y a mi misma

-Elijo aprender desde el AMOR

-Elijo permitirme ser VULNERABLE en los aprendizajes

-Elijo aprender desde la PERFECCIÓN de la IMPERFECCIÓN

-Elijo que mi PROPÓSITO DE VIDA sea dar LUZ a través del aprendizaje consciente

-Elijo EXPANDIR más apertura, más comunicación y más transparencia

-Elijo que todo mi pasado fue NECESARIO para llegar a ser quien soy hoy

-Elijo ACEPTAR todas las circunstancias y personas de mi pasado con agradecimiento y bendición

MATERIALIZO UNA NUEVA REALIDAD EN 3D

-Elijo seguir CREANDO REALIDAD en el campo cuántico, en el espacio del universo donde todo es posible, a pesar de lo que esté viendo o escuchando en este momento. Porque he aprendido a crear realidad y materia a través de la meditación, de la visualización y de inmenso poder de la intención.

-Elijo dar GRACIAS cada mañana por esta maravillosa OPORTUNIDAD que nos da la vida, el planeta Tierra donde vivimos y el universo

GRACIAS A LA HUMANIDAD

-Elijo dar GRACIAS cada mañana, a cada momento, a cada segundo por la GRANDEZA DEL SER HUMANO, por el VALOR de manifestarlo en pequeños detalles, por PERMITIRSE ser MÁS GRANDE que las circunstancias que parece haber presentes

Desde mi pequeño mundo, os invito a seguir aprendiendo desde la consciencia, más consciente que nunca, de que estamos APRENDIENDO.

Si alguna vez tuvieron sentido las palabras “Aprendizaje Experiencial” es ahora. Cada mañana que despierto lo siento, lo veo, lo huelo, lo puedo tocar, incluso en mi cuerpo, lo escucho y lo saboreo entre mis labios.

La vida nos trae un 360º, más potente que nunca. La gran prueba ha llegado porque podemos hacerlo.

Dicen que el maestro aparece cuando el aprendiz está preparado….ahora tenemos el maestro delante y bien presente

Dicen que el año 2020 es el año de la Maestría…..

Sigamos APRENDIENDO con AMOR CONSCIENTE y que nuestros Espíritus, Almas y Corazones muestren su LUZ 360º

QUE REINE EL AMOR Y LA CLARIDAD

https://unsplash.com/@benwhitephotography?utm_source=unsplash&utm_medium=referral&utm_content=creditCopyText

El MILAGRO de la VIDA es el AMOR

https://alehinojosa.com/como-crear-futuro-joe-dispenza-espanol/

Sin categoría

HEMOS VENIDO A DISFRUTAR LA VIDA

LA VUELTA A MI MUNDO

Somos seres con múltiples colores

SI VOLVIERA A NACER OTRA VEZ….

¿Alguna vez te has preguntado qué harías diferente si volvieras a nacer otra vez? Lógicamente, sabiendo lo que sabes ahora.

Quizás sea un sueño y una utopía pensar que se pudiera hacer realidad, y es un ejercicio gratuito muy sencillo de llevar a cabo, que te reportará grandes regalos.

¿Por qué? Porque es una forma muy fácil de tomar conciencia sobre cómo ha sido la historia de tu vida, cuales son los momentos hitos que han marcado tu personalidad, es una manera de detectar los patrones que rigen tu vida según las experiencias de tu vida.

¿Para qué? Para ser más consciente de cómo diseñas tu vida, de qué elecciones tomas y de qué personas decides rodearte y, sobre todo, para entender de una vez por todas que eres LIBRE para elegir y decidir en tu vida.

DESDE PEQUEÑAS

Desde pequeñas hemos inhalado patrones sobre lo que supuestamente es correcto e incorrecto. Hemos aprendido a darle el poder de nuestra vida a otras personas, que supuestamente tienen autoridad, y por ello, frecuentemente nos encontramos quejándonos y echando la culpa a otras personas sobre lo que sucede y aburridas del descontrol que supone no poder llevar las riendas de nuestro destino.

PAUTA NÚMERO UNO:

Toma las riendas de tu vida.

Eres la única responsable de lo que sucede.

Naciste libre y con el derecho de nutrir esa libertad.

Hay un lugar donde nunca nadie podrá entrar (a no ser que inventen algún artefacto tecnológico), tu mente. Eres dueña, señora y administradora de tus pensamientos, tus creencias y tus emociones.

EJERCICIO GRATUITO Y FÁCIL QUE TE APORTARÁ BENEFICIOS:

Elige un momento del día en el que nadie te vaya a interrumpir. Puedes poner música o hacerlo en silencio. Encuentra un espacio íntimo y sagrado para ti y anota el año y también qué edad tenías.

PAUTA NÚMERO DOS:

Toma un boli, lápiz o pinturas y a modo de gráfico, dibujo, esquema, mapa mental o simplemente con post it escribe cuales fueron los momentos que marcaron tu vida, de una forma u otra y las personas que han sido destacables en tu historia.

Es mejor que lo reflejes de forma separada, en bloques si es texto, para que después puedas tomar cada pieza de ese puzle.

Es GRATIS, ¡hazlo! Ya verás el resultado.

PAUTA NÚMERO TRES:

En una parte a parte del esquema, gráfico, dibujo, post it o párrafos de las partes de tu vida, escribe en qué momentos te sentiste plena, qué edad tenías y qué o quien contribuyó a que estuvieras así. Además, anota si esa plenitud era pasajera o por el contrario duró mucho tiempo, ¿cuánto? Y después escribe en qué momento crees que desapareció, si es que lo hizo, y qué o quien fue el motivo contribuyó.

ANOTA SI OBSERVAS QUE FUISTE TÚ QUIEN CAMBIÓ LA SITUACIÓN Y TOMASTE LAS RIENDAS DE TU VIDA. SI YA LO HAS HECHO MÁS VECES, PUEDES VOLVER A REPETIRLO.

PAUTA NÚMERO CUATRO:

Qué patrones de personalidad ves que has desarrollado a raíz de las experiencias vividas en el pasado. Por ejemplo: cuando eras pequeña se te cayó un cazo de agua hirviendo en la mano y te has dado cuenta de que no te gusta mucho hacer actividades con agua o tuviste una pareja que era un “capullo” y desde entonces desconfías de los hombres y siempre vives con sospechas.

En la historia de nuestra vida, antes y después de los 50, experimentamos un montón de situaciones que nos hacen ir conformando los patrones de pensamiento y comportamiento que tenemos hoy en día.

Me he dado cuenta de que hay un gran número de mujeres que tienen una parte, aparentemente, dura y tosca y cuando he explorado con ellas, hemos descubierto que se debe a un patrón de defensa ante situaciones adversas. Han aprendido a ser fuertes y duras para que nadie las haga daño, dejando de lado algo tan bonito y característico que tenemos las mujeres, ¡la dulzura! ¿quizás te ves reflejada en ello?

HEMOS VENIDO A DISFRUTAR LA VIDA

PAUTA NÚMERO CINCO:

Anota de cada parte de tu vida que marcó un cambio importante en tu personalidad y circunstancias y responde a estas preguntas:

– ¿qué aprendiste?

– ¿de qué te das cuenta ahora, que aún no aprendiste y necesitas aprender?

– si volvieras a vivir una situación similar ¿qué harías diferente?

– ¿qué tipo de relaciones sentimentales has tenido? ¿eran constructivas o destructivas?

– ¿qué patrones predominantes encuentras en tu personalidad y forma de actuar?

PAUTA NÚMERO SEIS:

paciente contigo misma, sé GENEROSA y sobre todo practica la COMPASIÓN hacia ti misma. Nadie nos contó de pequeñas todas estas cosas, ni nadie nos entrenó para vivir las relaciones, la vida, la vorágine de mundo que se ha ido construyendo. Es NORMAL que nos hayan sucedido situaciones retadoras, a veces dantescas y que nos gustaría poder borrar de nuestra historia. Y recuerda algo muy importante, ERES LO QUE ERES POR LA SUMA DE COSAS QUE HAS VIVIDO.

PAUTA NÚMERO SIETE:

Esta es una de las más retadoras, en ocasiones, y a la vez la más eficaz y liberadora. Toca practicar el PERDÓN.

Muchas veces oímos decir que el perdón es algo importante para nuestra salud y emociones. He de decirte en primera persona que lo he experimentado y es fundamental, un antes y un después. Cuando perdonamos nos liberamos y liberamos una energía negativa que hemos comprimido en nuestro ser. Y ¡sí! A veces no es sencillo de hacer, en algunas situaciones necesitamos más tiempo y dejar asentar lo que ha ocurrido. Con el paso de los años, te das cuenta de que no merece la pena perder el tiempo con el odio, el rencor o las tramas de venganza.

Al ser capaces de pasar al lado del perdón, de pronto se abre un mundo de paz, desapego y esperanza. El cuerpo vive esas emociones y reacciona de forma positiva.

Puedes hacerlo de muchas maneras, pero una muy sencilla es escribir una carta a la personas o personas que necesitas perdonar y detallar todo lo que necesites para perdonarlas. Recuerda también escribirte una carta a ti, perdónate por todos los errores que hayas cometido. Somos humanas y venimos a aprender. Después, puedes quemar esas cartas, no es necesario enviarlas. Si crees que puede ayudar enviar esa carta de perdón, ¡hazlo! todas las acciones con buenas intenciones nos retornan un beneficio interior satisfactorio.

Ejercita el perdón para ti y para los demás, te prometo que tendrás una gran recompensa y tu ser y tu entorno te lo agradecerán.

PAUTA NÚMERO OCHO:

Sobre las preguntas que respondiste en el punto número cinco, hazte esta pregunta:

¿A qué me comprometo conmigo misma a partir de ahora?

¿Qué beneficios voy a obtener al hacer cambios en mis patrones y comportamientos?

¿Qué personas y circunstancias quiero atraer a partir de ahora?

¿Qué acciones puedo hacer para atraer lo que deseo?

PAUTA NÚMERO NUEVE:

Habitualmente los procesos de cambio se ven bloqueados por las creencias limitantes que tenemos y por los propios patrones que hemos aprendido de la sociedad, familia, amistades, y que aún están ahí latentes mientras nosotras queremos efectuar ese cambio.

Es muy importante que observes si al hacerte las preguntas anteriores y al querer efectuar el cambio, detectas frenos, pensamientos limitantes o creencias que no te permiten avanzar del estilo a:

-no me lo merezco

-eso a mi no me puede pasar

-eso es una utopía

-esas cosas no pasan

-quien soy yo para…

-es muy difícil, etc.

Hay muchas creencias limitantes y pensamientos que nos están frenando en la sombra. DETÉCTALOS, y toma las riendas. Por suerte, cada vez hay más herramientas para deshacernos de esas creencias limitantes. La primera y más importante es tomar conciencia de ello. Dentro de las herramientas eficaces que conozco, hay una llamada Psych-k, es un método muy sencillo, presencial o a distancia, con el que se puede cambiar la información que tenemos en el subconsciente de una forma fácil y rápida. Con esa técnica, entre otras cosas, me quité el miedo a volar en los aviones. He visto gente que gracias al Psych-k han dejado de tomar pastillas o se han quitado el insomnio, han encauzado positivamente su vida, han dejado de tener miedo a conducir, y muchas cosas más. Hay más técnicas y métodos, lo importante es que encuentres uno que te vaya bien y resuene contigo y que TOMES ACCIÓN. Desde hace años, me formé como facilitadora de Psych-k y mi vida se ha transformado positivamente. Ser testigo de los cambios en las vidas de otras personas es un regalo que no tiene nombre.

Si no cambiamos la información de nuestro subconsciente, es más complejo que haya un cambio en nuestra forma de actuar, en nuestros patrones y en lo que atraemos. https://www.re-programate.com/psych-k/

Cuando pienso que la vida es maravillosa, todo ocurre de una forma alineada a mis pensamientos. Cuando creo que soy una persona afortunada y que siempre ocurre lo mejor para mí, eso es lo que me devolverá el universo.

PREGUNTAS

Recuerda prestar mucha atención a:

¿qué pienso?

¿qué patrones rigen mi vida?

¿qué tipo de relaciones creo?

¿qué me frena que puedo cambiar?

Ya hemos aprendido que es muy importante cambiar las cosas desde un lugar diferente a donde se han producido y que para cambiar necesitamos la toma de conciencia y acción.

Una pregunta que ayudará a ver cual es la dirección que estás tomando en las acciones es:

¿Juego para ganar o juego para no perder? Cuando jugamos para ganar, el lugar desde donde lo hacemos es positivo, constructivo, con fe y convicción de que así será, jugamos desde un sitio CREATIVO. Si jugamos para no perder, lo hacemos, habitualmente, desde el miedo, la limitación y la escasez, desde un lugar REACTIVO.

JUEGA PARA GANAR

PAUTA NÚMERO DIEZ:

Enamorarse de la vida es la gran medicina y un gran regalo que te puedes hacer. Y aún más brillante para llegar al culmen de tu plenitud, ENAMÓRATE DE TI. ¡Sí! Es vital que seas la persona que más quieras en este mundo, que te despiertes cada día encantada de encontrarte contigo misma, de mirarte en el espejo y gustarte, seas como seas físicamente. Mirarse en un espejo y sentir que estás enamorada de ti es el MAYOR REGALO. Te aportará grandes beneficios y paradójicamente amarás más y mejor a los demás.

Cuando una mujer está enamorada de sí misma, tiene aún una capacidad más sana y bonita de amar a su pareja.

ENAMORATE DE TI. Dedícate tiempo de calidad a solas, sé tu mejor amiga y confidente, fiel a tus valores.

PARA FINALIZAR:

AGRADECE TODO LO QUE TIENES Y A LAS PERSONAS QUE FORMAN PARTE DE TU CAMINO.

Celebra tus éxitos.

Celebra la vida.

Celebra que estás viva.

Celebra la toma de conciencia.

Celebra los cambios que vas consiguiendo.

Cuando celebramos, aunque solo sea tomando un café con la intención de celebrar algo concreto, nuestra mente está recibiendo una recompensa y la estamos entrenando a conseguir más logros positivos en nuestra vida.

NUTRE lo POSITIVO que hay en tu vida, AGRADECE, ENAMORATE DE TI, TOMA CONCIENCIA DE QUE NECESITAS CAMBIAR Y TOMA ACCIÓN PARA EL CAMBIO.

Te deseo mucho ánimo, es un camino muy bonito de recorrer si se hace desde un lugar de optimismo. BUSCA GENTE QUE APOYE TU CAUSA Y CON QUIEN COMPARTIR. Casi seguro que tienes amigas y amigos que también quieren sumarse a esta causa de “HEMOS VENIDO A DISFRUTAR LA VIDA”.

Disfrutar más es posible, solo depende de ti, en una sola acción puedes empezar a conseguir logros.

¿Te atreves a disfrutar más la vida? https://www.blancaholanda.com/meditacion-poderosa/

CAMBIA TU VIDA, CAMBIA TUS CREENCIAS

Si deseas experimentar los beneficios de Psych-k, me puedes contactar y de forma voluntaria y gratuita te facilitaré una sesión para que tus días mejoren.

Sin categoría

Meditación para lograr tus Sueños

Cuando miramos de frente a nuestros sueños, los seducimos y los hacemos realidad

Todas las personas tenemos sueños que alcanzar. Deseamos que se hagan realidad, y ¿qué hacemos para que se logren? ¿cuánto tiempo de calidad dedicas para atraer la vida que siempre has soñado? AHORA ES EL MOMENTO, AHORA ES AQUÍ Y HOY ES EL DIA.

Te invito a que escuches este podcast y lo practiques cada día, dos veces, mañana y noche. Siente que es verdad y que ya lo has conseguido y que tu cuerpo experimente todo tipo de emociones positivas como si ya lo hubiese logrado, alegría, amor por la vida, amor por el mundo, expansión, plenitud y satisfacción. Recuerda AGRADECER que ya lo has conseguido y vive con el agradecimiento de que eso ya es real.

https://www.ivoox.com/46698791

Si te gusta, comparte con otras personas. Gracias

Sin categoría

Meditación Poderosa

Mira al mundo con valentía, CREE que PUEDES y vive como que YA ES VERDAD.

Los podcast son una forma útil de escuchar las cosas que nos ayudan a mejorar como personas desde cualquier lugar. A veces estamos horas en el coche y podemos escuchar un podcast o bien vamos en el tren, metro, autobús y podemos beneficiarnos de los contenidos de un podcast para ser mejores personas.

El Universo es tu gran aliado. Píde y se te dará.

Descubre todo lo que puedes lograr, solo con 3 minutos de tu vida al día. Cada vez que escuches este podcast siente que ya es verdad, repite cada afirmación de forma que experimentes en tu cuerpo las emociones de alegría, plenitud, satisfacción. Agradece cada día todo lo que la vida te da y da gracias porque tus afirmaciones YA SON REALES. Vive como que ya SON REALES.

https://www.ivoox.com/46698791

Sin categoría

Honro a las personas que entrenan a otras personas

A veces las personas que entrenan viven sus momento de soledad

Personas Dadoras de Luz

Mi profesión

Cuando me preguntan a qué me dedico, a veces no sé cómo responder. La respuesta más sencilla es, facilito que las personas sean más felices, y realmente ¿es eso lo que hago? y como yo otra tanta gente en el mundo, por ello, quiero honrar a las personas que entrenan a otras personas y se dedican a dar luz, honro a las personas que entrenan a otras personas.

Por algún motivo, a pesar de que escribir es una de mis pasiones, el léxico humano se me queda corto. ¿Cómo decir en pocas palabras cual es mi profesión?

Liderazgo

Hace unos años hice un programa de liderazgo durante unos cuantos meses, en el aprendí muchas cosas y otras las redescubrí, una de ellas fue mi propósito de vida. Después de un largo proceso de crecimiento personal en el que estaba sumergida en aquella época, me di cuenta de que estaba en este mundo para dar luz a los demás, de esa forma nutría a mi Espíritu. Cuando he dejado de hacerlo, mi energía se ha venido abajo, y eso es un gran indicador para saber si estoy o no alineada con mi propósito.

Llevo más de veinticinco años entrenando con personas en distintos formatos, como terapeuta hace tiempo, como coach y después como entrenadora más holística, abarcando diferentes aspectos de la persona y su vida con diversas herramientas. En ese camino me ha pasado de todo, bueno y…. (no me gusta el término malo) y “bueno para aprender”. He tenido la suerte de toparme con gente maravillosa que ha sido mi maestra tanto en lo bueno como en “lo bueno para aprender”. He encontrado personas que me han inspirado, que me han empoderado y también personas que me han puesto delante el modelo que nunca quiero ser, esas personas también son valiosas, a pesar de que a veces no lo veamos en el momento. Honro a las personas que entrenan a otras personas.

Las personas que me han facilitado el crecimiento, que con cariño y comprensión me han hecho ver las oportunidades de los retos que tenía delante, eran entrenadores, coaches o terapeutas como yo. https://www.mckinsey.com/business-functions/learning-programs-for-clients/overview/es/mckinsey-academy/como-ayudamos-a-nuestros-clientes/jornadas-de-coaching

Motivadores de Motivadores

La unión hace la fuerza y honrar a las personas que entrenan la aumenta

Un día me pregunté, ¿quién motiva a la persona que motiva? Es un reto sostener siempre ese papel ya que, al fin y al cabo, esas personas son humanas, tienen sentimientos igual que las demás y viven distintas circunstancias en el ciclo de la vida. ¿Quién está libre de que le ocurra adversidades o “cosas para aprender”?

Quiero honrar a todas esas personas, que, como yo, se dedican profesionalmente a dar luz a los demás, a la humanidad. Todas las personas damos luz y digamos que de manera profesional es una elección con un camino no siempre de color rosa.

¿Cómo les dices a las personas que estás entrenando que tú estás viviendo un momento meritorio? ¿cuántas veces vivimos algunos procesos en silencio, precisamente por la profesión que tenemos?

¡Somos personas con sentimientos igual que el resto! Tenemos familia, hay conflictos, a veces hay gente que te deja de hablar y no sabes porqué, hay personas a las que les caemos maravillosamente y otras, aún sin haber pasado nada en concreto, no nos pueden ni ver. Tenemos hijos, hijas, padres y madres con circunstancias. En ocasiones nos enfermamos, a veces perdemos a seres queridos. Tenemos grandes amigos y también cambiamos de amigos. Vivimos retos personales y profesionales. Queremos ser igual de felices que las personas a las que entrenamos y aunque tenemos herramientas, también nos pasan cosas no tan agradables. ¡No somos gente perfecta!

Anécdota

Una vez, una persona a la que entrenaba, después de una sesión me dijo: “claro, qué fácil es todo lo que me dices, como tú tienes una vida estupenda de alfombra roja”, obviamente me eché a reír y le conté un par de anécdotas de mi vida, como que cuando era pequeña padecí bullying, se quedó muy sorprendido y me dijo que sentía el comentario. Para nada me lo tomé como algo personal, solo que me hizo gracia que la tendencia de las personas es pensar que en nuestra profesión todo es fácil, rápido y sin trabas. Seguramente, alguna y alguno os estáis sonriendo en este momento, porque sabéis que eso no es así.

Quiero honrar a todas las personas que han pasado por mi vida y me han dado luz, que me han facilitado sesiones de terapia, coaching o entrenamiento para que hoy sea la persona que soy más feliz y plena, cada día descubriendo una parte de la grandeza de mi Espíritu, haciendo todo lo posible por dar y facilitar a los demás que su vida sea más plena y auténtica. Esas personas me hicieron un inmenso regalo en cada momento de su aparición, y sin ellas, el camino no hubiera sido lo mismo.

Honro a los colegas de profesión

Honro a las personas, compañeros y compañeras de profesión, que muchas veces viven en silencio su propio crecimiento personal o que se encuentran con grandes retos en el camino, mientras siguen entrenando y acompañando en sus procesos a otras personas.

Este mundo no sería lo mismo sin esas personas y por ello, para las personas que me acompañaron o para las que son colegas de profesión, GRACIAS, de corazón, GRACIAS por contribuir a que este mundo sea mejor, desde vuestro ejemplo e inspiración y desde todo lo que dais a los demás.

Si conoces a alguien que es coach, terapeuta, facilitador o formador, déjale que lea este post.

Rodéate de personas que te aportan y te suman y a la vez te dejan que les sumes y aparta de tu vida para siempre a las personas que no entienden esta filosofía, ganarás salud y tiempo de vida. Elije seguir creciendo personalmente, cuanto más lo hagas, más felices surgirán tus días. Y siempre celebra tus éxitos y los éxitos de los demás, la música es una buena herramienta y canal para celebrar: https://www.blancaholanda.com/blog/page/2/

Motivación

El Arte de Desenfadarse

Antes de empezar a hablar sobre El Arte de Desenfadarse, voy a hablar de ¿por qué nos enfadamos? Parece que es algo muy propio del género humano y que a pesar de saber en qué consiste y que después de enfadarse viene desenfadarse, lo seguimos haciendo una y otra vez.

Mi experiencia

En años de crecimiento personal y desde un sitio de tremenda curiosidad siempre me he preguntado ¿qué hay detrás de un enfado? ¿Qué sostiene a ese tipo de sentimientos y qué nos dispara para ponernos, normalmente, en un estado incómodo, desagradable y de consecuencias devastadoras, en mayor o menos medida dependiendo del nivel de lo ocurrido?

La respuesta que encuentro una y otra vez en mi y en otras personas con las que me cruzo es miedo. ¡Sí! Puede sonar ridículo, pero lo que reside detrás de un enfado es uno o varios miedos y si quiero ser aún más precisa en mis conclusiones en años de observación y experiencia en enfadarme y desenfadarme, lo resumiría en un único miedo que vive al final de todos los miedos y que sostiene el árbol genealógico de todos los miedos con el que un ser humano vive su vida. Cuando escribo, lo hago desde mi perspectiva y puede ser cierto o no, pero me limito de compartir mis conclusiones y aprendizajes, ni siquiera es necesario que estemos de acuerdo. El último miedo que podemos descubrir como la raíz del resto de una cadena es desde mi punto de vista, el miedo a no ser suficiente.

Si lo pensamos bien por un momento, los seres humanos tenemos una necesidad imperiosa de ser útiles en este mundo, de encontrar nuestra valía, bien sea personal o profesional, que al fin y al cabo confluyen en lo mismo, lo personal ya que somos seres holísticos y cuando estamos trabajando no podemos dejar de ser lo que también somos fuera de ese entorno. Es muy habitual escuchar a personas hablar de que están buscando su propósito de vida, su camino, su misión y para mi todo eso se simplifica con una sola palabra, ¡ser suficientes! ¿qué quiere decir esto? Me he dado cuenta de que en el fondo de cualquier cuestión, los humanos tenemos miedo a no ser suficiente para una persona, situación o desempeño de tareas, incluso me atrevo a decir que tenemos miedo de no ser suficientes para nuestra misma persona y desarrollo de vida.

Creencias limitantes

Alguna vez te has pillado pensando cosas como:

-Y si encuentra a otro/a mejor

-Y si me despiden

-Y si no apruebo los exámenes

-Y si no sé explicarme en la reunión

-Y si no consigo lo que quiero

-Y si mis hijos piensan que soy un mal padre/madre

-Y si, y si, y si….

Déjame que me atreva a afirmar que estoy totalmente convencida de que al menos una vez en la vida (diría que muchas veces más) has pensado algo igual o parecido a esto, incluso, puede que pienses varias de estas cosas a la vez o que hasta te atrevas a instalar en tu cabeza que hagas lo que hagas no saldrá bien o que tienes una tendencia a «estropearlo todo», confieso que he oído hablar así a algunas de las personas con las que he podido hacer sesiones en estos años.

Ejemplo

Pensemos por un momento, si de verdad sintiéramos que somos una persona maravillosa en todas sus facetas, que tiene la vida que siempre ha soñado y que es muy valiosa y que vive en armonía con su esencia y propósito, ¿crees que nos enfadaríamos? Mi punto de vista es que ¡no!, y lo escribo con exclamaciones para ser más contundente.

Entonces, ¿a qué estamos jugando los seres humanos? Si en nuestro subconsciente y a veces también consciente, creemos que no somos suficientes, ¿cómo no nos vamos a enfadar?

Me he encontrando en el viaje de la vida con personas que eran o son auténticos ángeles en la tierra, que su mirada emanaba paz, calma, serenidad y fe, que todo estaba bien, que pasara lo que pasara todo les parecía adecuado y que además te respondían con una sonrisa. Me viene a la memoria una monja budista, con la que tuve la suerte de encontrarme hace un tiempo en la calle por «causalidad«, ella buscaba una tienda de telas y me preguntó donde podía encontrarla, yo iba «de prisa» (algo tan común desafortunadamente para los humanos) y en un momento de existencia en el que estaba enfadada con el mundo (es la manera más sencilla que se me ocurre de describir como me sentía), sin embargo, la pregunta de aquella mujer me cambió el día y además el rumbo de mis días. Algo en su mirada me hizo pararme en seco, quizás me leyó el pensamiento y quiso hacer su obra de caridad. Le dije donde estaba la tienda, algo lejos de donde estábamos y por algún motivo me ofrecí a llevarla en mi coche. Ella se mostraba humilde, con el pelo rapado y una vestimenta de lo más sencilla, pero su rostro era más rico que el mío. Yo iba vestida de los más glamurosa y le ofrecí subirse en mi coche de tapicería de piel blanca (el resto del coche ni lo cuento, te lo puedes imaginar). En ese momento en el que aquella mujer se subió en mi coche, todo el espacio se llenó de paz y pensé, ¿qué narices hago yo enfadada con la vida?, ¿qué pasa de verdad? Aquel encuentro me llevó a una retahíla de preguntas, con las que aún vivo y hago por vivir para recordarme cada día lo que de verdad merece la pena, el paseo que me dio esa monja budista, porque yo no se lo di, me lo dio ella a mi, fue maravilloso. Me di cuenta de que ella se sentía suficiente, de que además de todo tenía suficiente, y de que la vida era suficiente y divinamente bonita. Es día, es mujer, quizás sin saberlo o sí,  me ayudó a desenfadarme y me invitó a reflexionar qué necesitaba para sentirme suficiente. Desde entonces he explorado y sigo haciéndolo, a veces me salgo del camino y me vuelvo a enfadar y cuanto tomo conciencia del ridículo que hago al enfadarme y del poco respeto que le tengo a mi ser y a mi cuerpo que se altera, se descoloca y empieza a tener una serie de reacciones en cadena que me revuelven, entonces me desenfado y de nuevo pienso SOY SUFICIENTE.

Anécdota significativa

Hace poco, compartiendo un día de comida con un fantástico amigo de universidad (por suerte hay amigos que duran a pesar de los años), me contó algo que me dejó fascinada y que tenemos delante de nuestros ojos y a veces no vemos. Tiene un hijo «adoptado» y le trasmití la suerte que había tenido ese niño con él y su pareja al encontrar una familia llena de amor. Para mi sorpresa me respondió: «suerte la mía, me ha enseñado muchas cosas y una es a desenfadarme rápidamente. Al principio de estar con él, me enfadaba por muchas cosas y me duraba, mientras que él salía a la calle y a la vuelta de la esquina ya ni se acordaba y estaba feliz. Eso me hizo darme cuenta de la capacidad que tienen los niñ@s para desenfadarse rápidamente (o la mayoría de los niñ@s) y me ha servido para mi vida personal y profesional. Antes un enfado me duraba un tiempo, ahora se me pasa muy rápido y eso me hace ser más feliz» ¿no te parece ¡genial!? Qué lección tan grande. Sinceramente, ¡me encantó! Y decidí quedarme con ello en el bolsillo.

Días después, la vida me puso la prueba en el camino y en el tumulto de un huracán de circunstancias bastante retadoras, llegó la gota que colmó el vaso. En uno de esos momentos de vida donde estás haciendo lo posible por que el barco no se hunda, el agua no te ahogue y el tiburón que merodea no te coma, y para colmo te cae un rayo encima que te deja casi paralizada. Lo reconozco, con todo lo que supuestamente sé, caí en la trampa y me enfadé, y mucho y además con alguien a quien adoro y por quien me iría al fin del mundo. Tenía tantos frentes de los que ocuparme para convencerme de que era «suficiente» que el rayo me fulminó sin aviso ni capacidad de reacción. Viví un proceso de muy, muy «humana» con distintas fases, hasta llegar a la comprensión hacia mi misma, la circunstancia y el resto de personas involucradas. Empecé pensando que era «normal» haber reaccionado así, y después de alguna parte más… decidí practicar el «arte de desenfadarme». El ego, que pretende ser muy listo, sacó toda su artillería, me pedía que saliera corriendo y que me fuera muy lejos para huir y buscar refugio, pero me puse frente a él y le dije: «¿de verdad crees que así lo voy a arreglar?, si aquí, con la que tengo montada no soy suficiente, ¿dónde lo voy a ser?» decidí quedarme, desenfadarme y tener muy presente que pasara lo que pasara todo estaba bien. La mirada de aquella monja budista vino a mi memoria junto con la imagen del niño saltando feliz por la calle después de una reprimenda, si esas dos personas podían «desenfadarse o no enfadarse» yo también puedo. Vivir en equilibrio es algo fundamental para una existencia feliz,

www.blancaholanda.com › una-mujer-equilibradaVista 

Conclusiones

En esta época de nuevos propósitos para el año que viene, confieso que tengo varios y uno de ellos es practicar el arte de «no enfadarme» y si lo hago desenfadarme rápidamente.

¿Y si todo esta bien? ¿y si todo no importa tanto o nada? ¿y si la vida es mucho más fácil de lo que nos parece o pretendemos que sea?

Si te gusta este reto, únete y si te apetece cuéntame cuál es tu opinión y como llevas esas tu meta. Y por último, si te ha gustado, generosamente te pido que lo compartas con quien creas que más lo puede necesitar. Gracias por leerme y por compartir, entre tod@s construimos un mundo mejor. Cada aportación SÍ cuenta, y esa es mi intención, aportarte para que tu vida sea más feliz y armoniosa.

Politica de Privacidad