0
Libros Motivación Técnicas de Motivación

Deseo

¿Cuántos de vosotros soléis repetir la frase “necesito comprar tal o cual cosa”, “necesito que me toque la lotería”, “necesito encontrar a un hombre que me quiera”, “necesito, necesito, necesito….”? Seguramente casi todos los días te repites frases de este estilo referidas a cosas que realmente no son necesidades, sino deseos.

 

En la sociedad en la que vivimos, hemos creado una confusión entre lo que es necesidad y lo que es deseo. Las necesidades son básicas, lo que todos tenemos que tener para mantener nuestras constantes vitales activas, oxígeno, comida, agua y un sitio donde dormir y donde poder descansar diariamente. El resto son deseos, cosas que nos gustaría conseguir, pero que si no las conseguimos seguiremos vivos, nuestras constantes vitales seguirán activas, y este concepto es algo que debemos tener muy presente si queremos vivir equilibrados y felices.

 

¿Cuántas veces volcamos demasiada energía y expectativas ante una persona o situación y si no se cumplen nos venimos abajo? Encontrar el equilibrio entre desear algo y a la vez vivirlo desde el desapego es todo un arte. Si encuentro al hombre con el que pueda compartir mi vida como compañeros y además tenemos una relación estupenda y de comprensión, bien, pero si esa persona de momento no aparece, también bien. Ahí está la clave, entender que tener pareja no es una necesidad, si no un deseo y que se cumpla o no se cumpla yo puedo elegir ser feliz y vivir contento.

 

Invertir un tiempo en detectar cuales son nuestras necesidades básicas y cuales son nuestros deseos es una tarea que nos traerá recompensas, ya que nos ayudará a cambiar la perspectiva desde la que vemos las cosas, nos ayudará a relajarnos. El deseo de aprender a aligerar el equipaje que llevamos en el viaje de la vida es maravilloso. Tomate un tiempo para llevar a cabo el siguiente ejercicio a conciencia:

 

  1. Haz una lista de las cosas sin las que tu cuerpo dejaría de vivir
  2. Haz una lista de cosas sin las que tu vida no tendría sentido
  3. Haz una lista de cosas que podrías renunciar a ellas
  4. Haz una lista de cosas sin las que podrías vivir perfectamente
  5. Haz una lista de cosas que te gustaría alcanzar en la vida, pero que si no consigues tampoco pasa nada

 

Seguramente te sorprendas al hacer estas listas. La mayoría de las personas encuentran en las listas número 3 y 4 más cosas de las que pensaban y también se alegran y se liberan al tomar conciencia de las pocas cosas que en realidad necesitan para vivir y para ser felices.

 

A veces, en la vida para vivir mejor y más equilibrado, simplemente se trata de observarnos y conocernos un poco mejor, tomar algunas pequeñas decisiones y eliminar definitivamente lo que no es tan importante. Hacer una escala de prioridades y tenerla presente nos ayudará para no auto-exigirnos en exceso en el día a día. Solemos ponernos metas y objetivos que pueden causarnos más tensión que placer. Revisa qué es de verdad lo que necesitas en este planeta para estar bien, para ser tú mismo, para vivir en armonía contigo y con los demás.

 

Todo el tiempo que inviertas en observarte, en escribir una lista para tomar más conciencia, en pararte a reflexionar qué es lo mejor para ti, será un tiempo ciertamente valioso que te ayudará a dar un salto cuántico en tu existencia. El deseo de aprender te llevará a buen puerto, pero el ansia de deseo te puede llevar por un camino de ambición que te impida disfrutar de lo que vas consiguiendo. A lo mejor, sólo con tres deseos puedes vivir el resto de tu vida.

 

Descubre tus verdaderas necesidades y elige bien tu deseo.

 

Disfruta viviendo

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Politica de Privacidad