0
Browsing Tag

cambio

DISFRUTAR LA VIDA Meditación Motivación

¿QUÉ HACER CUANDO NO SABES QUÉ HACER?. Claves que salvarán tu vida del estrés y la confusión.

Vivimos en una cultura del HACER donde parece que la valía de las personas se mide por la capacidad que tienen, en menor o mayor medida, de hacer cosas. Desde que somos pequeños nos adiestran y «domestican» para llevar a cabo tareas, dar la talla y estar siempre a la altura de un ritmo de frenética vorágine.

Tengo la suerte de viajar mucho por el mundo y por ello paso tiempo en aeropuertos y estaciones de distintos medios de transporte con gente de distintas partes del globo terráqueo. Habitualmente veo a la gente inmersa en sus dispositivos electrónicos como teléfonos, que son súper máquinas que hacen de casi todo, ordenadores, tablets, etc. Me encanta observar cómo se comporta la gente y cómo se comunica con sus semejantes. La característica más común es que las personas pululan por el mundo pendientes de lo último que pasa en su teléfono, non stop, olvidándose de lo que sucede a su alrededor; por ello es muy frecuente chocarse con alguien o pasarse una salida, por ejemplo. Cuando veo a la masa moverse, me pregunto, ¿dónde está la verdadera conexión?, ¿qué significa para los seres humanos entrar en comunicación con los demás?. Son pocas las veces que observo a gente buscando los ojos de los demás para conectar o simplemente para ofrecerles o regalarles una sonrisa.

En mi día a día como Entrenadora Neuro – Motivacional escucho a menudo frases del estilo: ya no sé que hacer, lo he intentado mil veces, no veo la solución, no sé como hacer esto, es muy difícil, es imposible, qué complicado y otras tantas expresiones en la misma línea.

¿Cuántas veces has probado a hacer algo diferente para conseguir cambios distintos?. Como he dicho al principio, vivimos en la cultura del hacer, medimos la valía de las personas por su capacidad de hacer y vivimos absortos por la tecnología, olvidándonos de conectar con la mirada y la voz de los demás, y lo que es aún peor, olvidándonos de conectar con nuestra mirada, nuestra voz y nuestro verdadero ser.

Hace un tiempo la vida me trajo lo peor y lo mejor de toda mi existencia de donde salieron divinos y constructivos regalos que me abrieron los ojos para una vida más plena y feliz y también para contribuir a mejorar la vida de los demás. En aquel entonces me encontré perdida, yo, que se suponía que sabía tanto, que había leído tantos libros, que había hecho tantos cursos y que ayudaba a los demás. La vida, de forma premeditada, me había agotado para que solo pudiera hacer una cosa: PARAR, la clave para salvar tu vida del estrés y la confusión. Alguien puede pensar, ¡qué fácil es hablar!, y ¿eso cómo se hace?.

Qué hacer cuando no sabes qué hacer

Lo importante es saber en qué consiste ese cambio

Lo más poderoso que puedes hacer cuando no sabes que hacer, te lo aseguro, te lo confirmo y si no te funciona espero que me lo cuentes, es PARAR en seco. Dejar de hacer, dejar de leer, dejar de ir a cursos, dejar de, dejar de, dejar de. En ese periodo de mi vida, donde paré todo lo que estaba haciendo, donde empecé simplemente a encontrarme de nuevo y a descubrir más quien era y qué necesitaba, todo empezó a cobrar sentido. Así de sencillo, parar. Parece que buscamos fórmulas complejas y soluciones de otro mundo para saber qué debemos hacer y sin embargo es más sencillo de lo que parece. Y lo tenemos delante de nuestros ojos y al alcance de todos.

El gran fallo de este sistema es no reconocer que:

Las personas estamos diseñadas para hacer… y también para SER y ESTAR.

Y por eso existen tantos desequilibrios emocionales en nuestras sociedades. ¿Cuánto tiempo dedicas en tu vida a ser y estar únicamente?, ¿Cuánto tiempo dedicas a no hacer?. Si no estamos haciendo, estamos creando estrategia y si no, pensando que vamos a hacer o que hicimos. Créeme cuando te digo que la felicidad del ser humano radica en gran parte en aprender a equilibrar esas dos partes y practicar mucho más el ser y el estar. Esto no es algo que yo me haya inventado o que sea nuevo, grandes filósofos del pasado hacían referencia a ello y por supuesto maestros de nuestra era han demostrado el poder de ser y estar. La meditación, cada día más en boga por fortuna, tiene ese objetivo. Todas las personas que conozco que meditan han experimentado unos cambios ESPECTACULARES en sus vidas, incluida yo. El día es más productivo con solo 5 minutos de meditación por la mañana, ¡tan solo cinco minutos!. Si te parece increíble pruébalo y verás lo que sucede. Te sugiero que hagas la prueba durante solo una semana y experimentes los cambios. Y por favor, ¡compártelos conmigo!.

En un próximo post te propondré un ejercicio para saber qué debes hacer cuando ya no sabes qué hacer.

Sin categoría

CAMBIAR – ¿A qué estás dispuesto para conseguir lo que quieres?. El poder de una terapia para conseguir tus objetivos

Últimamente todos oímos hablar constantemente del concepto salir de nuestra zona de confort. ¿qué significa realmente?.

Salir de la zona de confort es hacer algo a lo que no estamos acostumbrados, como por ejemplo cambiar un hábito que lleva mucho tiempo en nuestra vida.

El poder de los pequeños cambios es algo que puede suponer un antes y un después en nuestras vidas. Por ejemplo, deberíamos incorporar nuevos hábitos en nuestro día a día si es que queremos estar mejor. Deberemos ir de una vez por todas al gimnasio, si lo que queremos en adelgazar o ponernos en forma. Otro gran clásico de los hábitos es: dejar de fumar y para ello es imprescindible hacer algo distinto, crear nuevos anclajes y nuevas costumbres. Una buena forma de cambiar los hábitos es imitar a los niños, ya que ellos no intentan cambiar de hábitos, simplemente comienza un nuevo. Un niño no necesita cambiar el hábito de andar a gatas, deja de hacerlo cuando descubre que caminar es una forma más práctica de desplazarse.

No es necesario luchar contra los viejos hábitos ya que esto produce una tensión innecesaria y como consecuencia la resistencia al viejo hábito es la que al final tiene más poder. Existen terapias altamente efectivas para ayudarnos a salir de nuestra zona de confort y conseguir lo que tanto tiempo habíamos deseado y hacerlo de la mano de un profesional con experiencia puede llegar a ser una experiencia transformadora. Un ejemplo es la terapia para el cambio de creencias limitantes o emociones atrapadas.

Podría ser suficiente cambiar un solo hábito de nuestras vidas para transformar otras costumbres hacia una vida mucho mejor. En el año 2006, investigadores australianos seleccionaron a dos docenas de personas de entre 18 y 50 años para participar en un programa de ejercicio físico. En el transcurso de 2 meses les hicieron realizar un número cada vez mayor de ejercicios de levantamiento de peso, entrenamiento de resistencia y rutinas aeróbicas. Una semana tras otras los participantes hacían ejercicio con más frecuencia. Dos meses después su estilo de vida era más saludable y habían cambiado muchos sus hábitos. Cuanto más tiempo pasaban en el gimnasio, menos fumaban y menos alcohol y comida basura consumían. Pasaban más horas haciendo sus deberes y menos horas mirando la televisión. Los mismos investigadores hicieron una prueba completamente diferente al ejercicio físico. En aquella ocasión era para un programa de administración de su dinero. Les propusieron una serie de metas para ahorrar y les pidieron que se abstuvieran de pequeños lujos, como por ejemplo comer fuera de casa. Evidentemente, su economía mejoró. Pero, al mismo tiempo, empezaron a fumar menos y a ingerir menos alcohol y cafeína. Comían mejor y rendían más en el trabajo y los estudios. Una vez más se demostró que cuando se fortalece los músculos de la fuerza de voluntad, buenos hábitos parecían extenderse a otros aspectos de la vida.

 

darts-102919_1920

Por ello, lo ideal para una persona que quiera cambiar de hábitos, es empezar uno nuevo. Aunque al principio podamos sentirnos incómodos, crear una nueva costumbre es como estrenar unos zapatos, al principio sientes algo de dolor, pero al cabo de poco tiempo te sientan como un guante. Cuando nos esforzamos para ir al gimnasio estamos cambiando nuestra forma de pensar, aprendemos a regular mejor impulso de las tentaciones entrenamos al cerebro para que se concentre en una meta y con lo que nos ha costado ir al gimnasio dos o tres veces a la semana acabamos pensando, quizás inconscientemente, que no vale la pena seguir comiendo porque en el fondo se trata de renunciar al placer inmediato para tener la plenitud a largo plazo.

Cambiar es una de las mejores cosas que puede hacer el ser humano para evolucionar y convertirse en la persona que siempre ha querido ser. Los hábitos nos ayudan a transformar o a conservar las mismas costumbres. Un día a día más disciplinado es posible ya que el poder de la mente es capaz de cambiar lo que queramos.

Todo cambio es posible si encontramos la forma de hacerlo, hoy en día los científicos e investigadores han demostrado el poder de técnicas innovadoras para acceder al subconsciente y poder introducir nuevas creencias limitantes, como es el caso del psych-k. Con esta técnica podemos liberar todas las creencias limitantes que deseemos en poco tiempo y sin esfuerzo, lo único que necesitamos es querer y ponernos en manos de un profesional.

Disfruta cuidando tus costumbres y teniendo hábitos saludables. Y no olvides el poder de una terapia para lograr tus objetivos.

DISFRUTAR LA VIDA Felicidad Sexualidad

¿Por qué el Sexo es tan Importante para ser Feliz? Estas Propuestas te Encenderán. (II)

Para que el sexo sea plenamente satisfactorio y liberador, para que nos haga verdaderamente felices, hay que pasarlo bien, hacer cosas divertidas, aportar variedad, reír y dejar volar la imaginación. La propuesta de hoy ayuda mucho a que esto sea posible, y no es nada más y nada menos que la Lencería Erótica.

Continuar Leyendo

Politica de Privacidad